Microbioma y probióticos: ¿qué tienen que ver?

El estrés y el enfado pueden, literalmente, afectar al estómago y, por tanto, alterar significativamente la digestión y la salud intestinal.

El estrés provoca, por ejemplo,

  • – que los procesos digestivos no pueden funcionar correctamente. Por último, el peligro es señalado a su cuerpo y esto significa que tiene que ponerse en estado de preparación (lucha o huida). Su digestión se ralentiza, es decir, los procesos necesarios se «apagan» porque no son importantes en una situación de peligro.
  • – que la motilidad intestinal, es decir, el movimiento del propio intestino, aumenta. También aumenta la liberación de agua, mucosidad y electrolitos en el intestino. Esto puede causar diarrea. Por otro lado, si estás sometido a un estrés constante, la motilidad intestinal disminuye, lo que favorece el estreñimiento.
  • – que perciba los procesos en el abdomen (por ejemplo, los procesos digestivos, la formación de gases) con más fuerza y como desagradables.
  • que las personas con enfermedades intestinales crónicas (por ejemplo, el síndrome del intestino irritable) experimentan síntomas recurrentes o que empeoran.
  • – que las inflamaciones en el tracto digestivo pueden desarrollarse más fácilmente.

La composición de nuestra colonización intestinal se desequilibra cuando estamos constantemente bajo presión psicológica.

El estrés también daña nuestras bacterias intestinales. Se ha descubierto que la composición de nuestra colonización intestinal cambia y se desequilibra cuando estamos constantemente bajo presión psicológica. El número de bacterias intestinales buenas disminuye y las bacterias causantes de enfermedades pueden propagarse fácilmente. La biodiversidad de las bacterias que viven en el intestino también disminuye. Una disbiosis de este tipo, es decir, un desequilibrio de la flora intestinal, puede provocar también molestias digestivas como flatulencias o diarreas. Además, el estrés permanente también ataca su barrera intestinal y la pared intestinal se vuelve más permeable debido a las hormonas del estrés en la sangre. De este modo, la barrera intestinal pierde su función protectora y pueden entrar en el organismo gérmenes no deseados, sustancias nocivas y agentes patógenos.

Especialmente en momentos de estrés, como los viajes de vacaciones o el alojamiento en un entorno desconocido, apoye a su mascota con bacterias intestinales probióticas, como los productos de nuestra gama NutraVital® Biotic!

 Probióticos para perro gato caballo ¿qué es?

Salud intestinal y piel

«La verdadera belleza viene del interior» Al menos en lo que respecta a la piel, este viejo adagio parece ser cierto. Según estudios recientes, las bacterias intestinales también intervienen en la salud de la piel.

No importa si has comido de forma poco saludable, has dormido poco o has fumado mucho, tu piel suele mostrarlo. El estado del intestino también puede afectar a la salud de la piel. Por ejemplo, se ha descubierto que muchos pacientes con enfermedades de la piel presentan cambios en su microbiota intestinal y en su barrera intestinal. Si la barrera intestinal es demasiado permeable a sustancias y gérmenes extraños, se liberan más sustancias inflamatorias y radicales libres, que pueden desencadenar problemas cutáneos y acelerar el envejecimiento de la piel.

Según estudios recientes, las bacterias intestinales también intervienen en la salud de la piel.

Los estudios científicos han descubierto que los pacientes con enfermedades crónicas de la piel, como la rosácea, la dermatitis atópica y la psoriasis, suelen presentar una alteración del equilibrio intestinal.

La neurodermatitis (llamada dermatitis atópica) y la rosácea son reacciones erróneas del sistema inmunitario que se ven favorecidas por una colonización defectuosa del intestino. Un entorno intestinal sano refuerza el sistema inmunitario del intestino y reduce estas reacciones defectuosas. En el estudio de los bebés, resultó que los enfermos de neurodermatitis carecen de bacterias intestinales «buenas» y de un equilibrio intestinal saludable ya en los primeros meses de vida. Los estudios actuales también sugieren que tomar probióticos, cultivos bacterianos vivos que favorecen el equilibrio intestinal, puede contrarrestar el desarrollo de la neurodermatitis.

En los pacientes con acné, la flora intestinal también suele estar alterada y también sufren con más frecuencia de estreñimiento. En los pacientes con psoriasis se detectan procesos inflamatorios en el intestino, que hacen que la barrera intestinal sea permeable con mayor frecuencia y desequilibran la flora intestinal. Los procesos inflamatorios resultantes en el organismo podrían, a su vez, alimentar la enfermedad cutánea y provocar así brotes agudos.

Es bueno saberlo: Ahora se sabe que las enfermedades de la piel suelen estar asociadas a una flora intestinal alterada. Tomando probióticos -un preparado que contiene microorganismos viables- se puede promover una colonización intestinal sana y reforzar el equilibrio intestinal, mejorando así muchas de estas dolencias y enfermedades.

Todavía no hay apenas estudios sobre estos temas para los animales, pero al mismo tiempo muchos de los puntos mencionados también se pueden observar en nuestros animales.

 Probióticos para perro gato caballo ¿qué es?

Con nuestros productos NutraVital® puede, por un lado, fortalecer el intestino desde el interior administrando el polvo probiótico y, por otro, aliviar las irritaciones de la piel de forma natural desde el exterior con el spray probiótico para piel y pelo..